Boda

7 Tweets que resumen el drama de ser una dama de honor

7 Tweets que resumen el drama de ser una dama de honor


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ser una dama de honor es un honor de toda una vida que probablemente estarás ansioso, al principio, de saltar de alegría y aceptar. ¿Qué suena más divertido que estar allí para tu amiga durante la ocasión más especial de su vida? Harás cosas como ayudarla a elegir el vestido de los sueños y planear una despedida de soltera de fin de semana que creará recuerdos que durarán para siempre. Pero con el tiempo a medida que la planificación de la boda se acelere, su papel como dama de honor se ampliará y crecerá, al igual que su lista de tareas pendientes.

Lo que una vez pareció un buen momento fácil y ventoso de repente se sentirá como un trabajo de tiempo completo en el que trabajarás horas extras para hacer el trabajo. Si alguna vez te has preguntado cómo es ser una dama de honor, mira estos siete tweets que resumen perfectamente el drama de ser la cabeza del escuadrón nupcial antes y el día de la boda.

1. Destacando qué decir en la tostada

Incluso si le han otorgado el título de dama de honor años o meses antes de la boda real, eso no significa que sabrá instantáneamente qué decir en su brindis de dama de honor. Puede sentarse e intentar escribir el discurso perfecto solo para encontrarse mirando un papel en blanco durante más horas de lo que planeó. Una forma de ayudarlo a frenar el bloqueo de su escritor es rememorar los viejos recuerdos que tenía con la novia, ya sea leyendo textos antiguos o mirando publicaciones antiguas de Facebook. Recuerde, algunas cosas que encuentre pueden no ser apropiadas para su discurso, ¡así que tenga cuidado al decidir qué historias contar!

2. Darse cuenta de que tiene que dar un paso atrás

Cuanto más ayudes con la boda y asumas las tareas que la novia te ha pedido que cubras, más podría comenzar a parecer que estás planeando tu propia boda. Es posible que empieces a meterte en pequeños problemas con la novia sobre por qué lo está haciendo a su manera y no a tu manera o eligiendo lo que crees que es mejor para la boda. Cuando ocurren esos momentos, es muy importante dar un paso atrás y darse cuenta de que, en última instancia, es su boda y no la suya, así que haga lo mejor para la futura novia.

3. Sentirse como el héroe de la boda

Como dama de honor, puede parecer que su lista de tareas se desborda constantemente y se hace cada vez más larga. Pero junto con las otras damas de honor, comenzarás a sentirte como los superhéroes de la boda, haciendo trucos de magia detrás de escena para que la novia no tenga idea de lo que salió mal en la boda, y harás lo que sea. toma para mantenerlo así.

4. Preguntándote cómo te volviste tan astuto

¿Alguna vez tomaste una pistola de pegamento caliente antes de convertirte en la dama de honor? Tal vez o tal vez no, pero de cualquier manera, las manualidades de bricolaje se han convertido de repente en "tu cosa" para descubrir y cuidar. Quizás este lado astuto de usted persista incluso después de que termine la boda, pero de cualquier manera descubrir cómo hacer algo con una pila de materiales y no un gran presupuesto se ha convertido en su especialidad.

5. Sintiendo que estás olvidando algo ... siempre

Incluso si crees que has logrado todas las cosas en tu lista de tareas de la dama de honor, sentirás que estás olvidando algo durante la aventura de planificación de bodas. Ya sea que se trate de actividades para la despedida de soltera o despedidas de soltera o incluso un kit de supervivencia para bodas para mantenerse cerca durante el gran día de la novia, nunca puede hacer demasiadas listas de verificación previas a la boda para asegurarse de que haya pensado en todo.

6. Al darte cuenta de que sí a más de lo que imaginabas

Si bien pedirle que sea una dama de honor es un honor emocionante y abrumador, es posible que no se dé cuenta en el momento de su "propuesta" de dama de honor de que está diciendo que sí a algo más que simplemente estar al lado de la novia en el gran día . Por lo tanto, celebre su nuevo cargo, pero no olvide ponerse a trabajar, porque cuanto antes comience a planificar lo que necesita hacer, menos se sentirá abrumado por las tareas cercanas al día de la boda.

Ver más: Lo que tu dama de honor quiere que sepas

7. Intentando no mostrar tu Sass en todas las fotos

Ser una dama de honor es mucho trabajo duro y para cuando llegue la boda, es posible que necesites unas vacaciones de todo lo relacionado con la boda. Pero el día de la boda, dé lo mejor de sí mismo y trate de no ser sorprendido poniendo los ojos en blanco en ninguna de las fotos o presumiendo su descaro.



Comentarios:

  1. Brennan

    No puedo participar ahora en discusión, está muy ocupado. Pero volveré, necesariamente escribiré que creo.

  2. Darcy

    Esta información es incorrecta

  3. Gilleabart

    Bien hecho, la oración es notable y es oportuna

  4. Franky

    Probablemente, estoy equivocado.

  5. Arashigar

    sin duda impresionante!

  6. Mikio

    Pido disculpas, no se acerca a mí. ¿Pueden existir las variantes?

  7. Gushicage

    notablemente



Escribe un mensaje